Pamela Calbete
Pamela Calbete

Asesora de Becas

«Obtén Altos Porcentajes de Beca.»

«Financiación en cuotas y sin intereses.» 

Contacto

El neuroliderazgo es un campo que conecta los descubrimientos de las neurociencias con las prácticas organizacionales y aborda la inteligencia emocional relacionándola con las estrategias de venta. El liderazgo ha evolucionado a liderazgo situacional, incluyendo en el estudio las situaciones específicas en que se da. El neuroliderazgo busca una comprensión profunda del comportamiento humano en relación a items como toma de decisiones, resolución de conflictos, regulación de emociones, colaboración, motivación.

Principios del neuroliderazgo

Diversos especialistas coinciden en que la noción de recompensa es clave en la estructuración del cerebro, cuyo desarrollo se enfoca en la supervivencia.  Otros agregan que la cooperación programada y la información funcionan determinando nuestras expectativas y comportamientos, que las emociones son parte integral del cerebro y que la experiencia impulsa nuestro comportamiento, todo bajo un trabajo interno simplificador del cerebro.

Pero los expertos coinciden también en que sus proposiciones no son principios únicos, que cada cerebro es distinto, y que el neuroliderazgo (y el líder) debe saber ir más allá, comprendiendo lo que sucede en el cerebro humano en cada situación.

Neurociencias y ámbito laboral:

Desde que surgió el término neuroliderazgo, las investigaciones sobre el cerebro humano en el ámbito laboral no se detienen. Las observaciones, por ejemplo, sobre cómo el estrés, el disgusto, la inestabilidad emocional afectan la productividad y el trabajo de las zonas creativas del cerebro, han llevado a replantear estructuras laborales tradicionales, como también al desarrollo de herramientas estratégicas para el líder y su gestión.

Algunos ejemplos; se ha visto que ante las fechas de entrega, usualmente fundamentales, el cerebro tiende a entrar en estado de estrés y fijación en el problema, anulando la capacidad de nuevas aproximaciones al mismo y, por tanto, de innovación. El líder debe gestionar la reducción del estrés de su equipo, aún bajo presión, pues las empresas tampoco pueden trabajar sin fechas límites.

La incertidumbre laboral socava la capacidad de tomar decisiones acertadas; según estudios, el 75% de las personas puede padecer desenlaces negativos, por malas decisiones motivadas por el temor y la ansiedad. Estrategias como el coaching fortalecen un liderazgo que ayuda a tomar decisiones acertadas. 

A partir del neuroliderazgo, también se tornan relevantes el aspecto motivacional y la capacidad del líder en su uso del lenguaje. Las calificaciones al personal reciben especial foco de atención estratégica; las buenas palabras y expresiones de valoración positiva mantienen la motivación alta, estimulando aún la sana competencia en el equipo. También, se descubrió que, aunque los incentivos económicos son muy eficientes, la equiparación social y la colaboración son estímulos positivos; las personas necesitamos la remuneración económica pero también realización social y valoración profesional.

El neuroliderazgo y la inteligencia emocional, así vistos, se vuelven cada vez más importantes en el mundo laboral.

Categorías: Profesionales / Etiquetas: , , /

Suscribete a Nuestro Newsletter

Las últimas novedades y noticias de interés sobre becas y estudios en el extranjero.

    Al enviar este correo acepta recibir boletines con novedades.